Consejos para recuperar la silueta después del parto

Consejos para recuperar la silueta después del parto

Pierde el peso de forma gradual.

 Al igual que durante el embarazo has ido ganando peso poco a poco, la pérdida de los kilos ganados, también deberá ser gradual.

Los especialistas en endocrinología y nutrición desaconsejan realizar dietas adelgazantes durante el embarazo y la lactancia. Recuerda que, en el periodo de lactancia las necesidades calóricas de la madre son mayores, por lo que no se deben realizar dietas.

El 75% de las embarazadas logran perder parte o todo el peso ganado, pero el 25% no lo hace, lo que además supone un mayor riesgo de diabetes en el futuro.

No tienes por qué recuperar la misma silueta que tenías antes del embarazo, pero hay factores que tienes que tener en cuenta a la hora de perder los kilos ganados: Si vuelves a quedar embarazada con kilos de más, aumenta el riesgo de diabetes gestacional en el segundo parto, entre otras complicaciones. Por tanto, si has aumentado más de 10-12 kilos en el embarazo, que es la ganancia de peso recomendada, lo aconsejable es que pongas en marcha un plan para recuperar tu peso.

Cuida tu alimentación:

Una vez que hayas terminado con la lactancia materna, podrás comenzar con una dieta de adelgazamiento. Es muy importante que sea una dieta equilibrada que incluya frutas, verduras y cereales integrales, para aportar a nuestro organismo vitaminas, minerales, energía y pocas calorías.

Es fundamental que cuides la forma de cocinar los alimentos: evita los rebozados y fritos. Consume las carnes a la plancha y las verduras salteadas, cocidas, al vapor o crudas.

Haz ejercicio:

Hay que comenzar a hacer ejercicio de forma gradual y eligiendo actividades suaves como caminar, bicicleta o natación. Cuando hayan pasado 6 meses del parto y el suelo pélvico se haya recuperado por completo, podrás realizar actividades de impacto. Antes de comenzar con este tipo de actividades pregunta a tu ginecólogo.

Estos consejos son fundamentales a la hora de perder los kilos de más. Pero hay que tener en cuenta que cada mujer gana peso de una forma diferente durante el embarazo. Pese a seguir una dieta y realizar ejercicio, puede que haya zonas más rebeldes a la hora de perder peso. Esto es debido a que en ellas se producen acúmulos de grasa localizados.

Share this post

Deja un comentario