Consejos para recuperar la silueta después del parto

Pierde el peso de forma gradual.

 Al igual que durante el embarazo has ido ganando peso poco a poco, la pérdida de los kilos ganados, también deberá ser gradual.

Los especialistas en endocrinología y nutrición desaconsejan realizar dietas adelgazantes durante el embarazo y la lactancia. Recuerda que, en el periodo de lactancia las necesidades calóricas de la madre son mayores, por lo que no se deben realizar dietas.

El 75% de las embarazadas logran perder parte o todo el peso ganado, pero el 25% no lo hace, lo que además supone un mayor riesgo de diabetes en el futuro.

No tienes por qué recuperar la misma silueta que tenías antes del embarazo, pero hay factores que tienes que tener en cuenta a la hora de perder los kilos ganados: Si vuelves a quedar embarazada con kilos de más, aumenta el riesgo de diabetes gestacional en el segundo parto, entre otras complicaciones. Por tanto, si has aumentado más de 10-12 kilos en el embarazo, que es la ganancia de peso recomendada, lo aconsejable es que pongas en marcha un plan para recuperar tu peso.

Cuida tu alimentación:

Una vez que hayas terminado con la lactancia materna, podrás comenzar con una dieta de adelgazamiento. Es muy importante que sea una dieta equilibrada que incluya frutas, verduras y cereales integrales, para aportar a nuestro organismo vitaminas, minerales, energía y pocas calorías.

Es fundamental que cuides la forma de cocinar los alimentos: evita los rebozados y fritos. Consume las carnes a la plancha y las verduras salteadas, cocidas, al vapor o crudas.

Haz ejercicio:

Hay que comenzar a hacer ejercicio de forma gradual y eligiendo actividades suaves como caminar, bicicleta o natación. Cuando hayan pasado 6 meses del parto y el suelo pélvico se haya recuperado por completo, podrás realizar actividades de impacto. Antes de comenzar con este tipo de actividades pregunta a tu ginecólogo.

Estos consejos son fundamentales a la hora de perder los kilos de más. Pero hay que tener en cuenta que cada mujer gana peso de una forma diferente durante el embarazo. Pese a seguir una dieta y realizar ejercicio, puede que haya zonas más rebeldes a la hora de perder peso. Esto es debido a que en ellas se producen acúmulos de grasa localizados.

Read more...

Mastopexia o aumento de pecho ¿Qué cirugía necesito?

Mucha mujeres acuden a nuestra clínica de cirugía plástica, estética y reparadora, solicitando un aumento de pecho, cuando en realidad necesitan una mastopexia o elevación de mamas. ¿Cómo saber qué cirugía necesita cada paciente?

Cuando un paciente acude a la consulta deseando mejorar la forma de su pecho, lo primero que hacemos, en la clínica del Dr. Sordo, es un diagnóstico estético de la mama, explorando la forma del pecho para analizar si existe o no descolgamiento de pecho.

Decimos que existe descolgamiento de la mama, cuando la areola se encuentra al mismo nivel o por debajo del surco submamario. Cuando se da esta situación, hablaríamos de descolgamiento mamario o ptosis mamaria, y habría que hacer una Mastopexia o aumento de pecho. Sin embargo, cuando la areola se encuentra por encima del surco submamario, diremos que el paciente no presenta descolgamiento de pecho, por lo que no sería necesario, en ese caso, añadir una elevación de pecho. Sólo añadiendo volumen, podríamos mejorar el aspecto estético de las mamas.

Para diferenciar si lo que necesitamos es una mastopexia o un aumento de pecho, es imprescindible hacer una consulta con el cirujano plástico. Éste, en la exploración del paciente, nos dirá si existe descolgamiento de la mama y en qué grado. El grado de descolgamiento se halla analizando la posición de la areola con respecto al surco submamario. Además, en esa consulta, habrá que ver en qué grado esa mama ha ido descolgando debido al paso del tiempo debido, los embarazos, etc.

En el caso de que la areola se encuentre a la misma altura del surco submamario o por debajo del mismo, nos plantearíamos hacer una mastopexia o elevación de pecho, además de aumentar el volumen si es necesario. Mientras que, cuando la areola se encuentre por encima del surco submamario, no es necesario añadir una elevación de mamas.

Read more...

Aumento de glúteos con implantes o con grasa propia: ¿Qué es mejor?

Con un aumento de glúteos se pueden utilizar implantes o la propia grasa del paciente:

¿Cuál de las dos técnicas es mejor?

A la hora de hacer un aumento de glúteos necesitamos valorar si el paciente tiene alrededor de los glúteos un exceso de tejido graso que normalmente suele acompañar a la falta de volumen.

Es normal que el paciente tenga además de tejido graso, acúmulos en los flancos, en los trocánteres, en la cara interna de los muslos, en el abdomen, etc. Si existen todas estas lipodistrofias en el paciente que quiere someterse a un aumento de glúteos, podremos aspirarlas para procesar esa grasa y hacer un aumento de glúteos con la propia grasa del paciente.

El resultado del aumento de glúteos no sólo se beneficiará de haber retirado la grasa que estaba alrededor de los glúteos, sino que además de eso utilizaremos todos los tejidos propios del paciente, como es ese tejido graso, para hacer el aumento de glúteos evitando la utilización de implantes.

Esta es nuestra primera opción a la hora de realizar un aumento de glúteos, ya que estos pacientes suelen tener acúmulos grasos suficientes como para realizar el aumento con su propia grasa.

Read more...